top of page
  • Hola Dominicano

Los principales peligros que presenta el Canal de la Mona

Actualizado: 15 nov 2023


Guardia Costera estadounidense
Guardia Costera estadounidense durante operativo

A pesar de que cada año mueren decenas de indocumentados tratando de cruzar el Canal de la Mona, muchos siguen intentando pasar este peligroso estrecho de mar que separa la República Dominicana de Puerto Rico, ignorando que en la travesía existen enemigos naturales que podrían frenar para siempre sus deseos de llegar a la Isla del Encanto.


El Canal de la Mona es un paso importante para el tráfico marítimo, pero también es un lugar peligroso para la navegación, especialmente para los migrantes que intentan cruzarlo en embarcaciones pequeñas y sobrecargadas.


Los principales peligros que presenta el Canal para este tipo de embarcaciones son las condiciones climáticas, las corrientes marinas, la falta de equipo de seguridad y la falta de experiencia en navegación.


Las condiciones climáticas del estrecho son variables y pueden cambiar rápidamente. Los vientos alisios, que soplan del este al oeste, son los vientos predominantes en la zona y pueden alcanzar velocidades de hasta 30 nudos y generar olas de hasta 10 metros de altura.


De igual forma, las corrientes marinas también son fuertes e impredecibles, llegando a alcanzar velocidades de hasta 2 nudos y arrastrar a las embarcaciones fuera de su curso.



Las precipitaciones en el Canal de la Mona son relativamente escasas, con una media anual de unos 1.000 milímetros. Sin embargo, las tormentas tropicales y los huracanes pueden causar fuertes lluvias y vientos en la zona.


En general, las condiciones climáticas del Canal de la Mona pueden ser muy peligrosas para la navegación, ya que los migrantes que intentan cruzar el Canal en embarcaciones pequeñas y sobrecargadas corren un alto riesgo de sufrir accidentes o naufragios.


El 4 noviembre del 2023, la Guardia Costera estadounidense informó de la repatriación a República Dominicana de 89 migrantes cuya embarcación fue interceptada en aguas del Canal de La Mona, frente a la costa occidental de Puerto Rico.


La tripulación de un avión polivalente aéreo y marino de Aduanas y Protección Fronteriza detectó la embarcación sospechosa, que estaba extremadamente sobrecargada, al noroeste del municipio puertorriqueño de Aguadilla.


El guardacostas Joseph Doyle embarcó de manera segura a 75 hombres y 14 mujeres que afirmaron ser ciudadanos de la República Dominicana.


“Un barco tan sobrecargado como este corre el riesgo de volcar o hundirse debido a las frecuentes borrascas y fenómenos meteorológicos en el Canal de Mona”, dijo el teniente David Radin, oficial al mando del guardacostas Joseph Doyle.

Durante octubre del 2023, los guardacostas detuvieron en aguas de Puerto Rico a 201 migrantes dominicanos y cinco haitianos.


Desde el 1 de octubre de 2022 hasta el 30 de septiembre de 2023, la Guardia Costera intervino con un total de 2,161 migrantes, de los 1,871 eran dominicanos.


Las corrientes marinas en el Canal de la Mona son fuertes e impredecibles. Pueden arrastrar a las embarcaciones fuera de su curso o hacia áreas de peligro.



Los migrantes que cruzan el Canal de la Mona a menudo viajan en embarcaciones precarias que no cuentan con los equipos de seguridad necesarios, como chalecos salvavidas, radios o GPS.


Los migrantes que cruzan el Canal de la Mona a menudo no tienen experiencia en navegación. Esto aumenta el riesgo de accidentes.


Estos peligros han cobrado la vida de cientos de migrantes en los últimos años. En 2022, al menos 71 personas murieron o desaparecieron en el Canal de la Mona.


Características de las embarcaciones



Las embarcaciones que cruzan el Canal de la Mona son, en su mayoría, embarcaciones pequeñas y precarias conocidas como "yolas" y suelen estar construidas con madera, fibra de vidrio o metal.


Las yolas suelen tener una longitud de entre 6 y 12 metros y una capacidad de entre 20 y 50 personas. Sin embargo, a menudo se sobrecargan con más pasajeros de los que pueden transportar de forma segura.



Las yolas no suelen contar con los equipos de seguridad necesarios para navegar en el Canal de la Mona. Por lo general, no tienen chalecos salvavidas, radios o GPS.


Estas embarcaciones son muy vulnerables a los peligros del Canal de la Mona, como los fuertes vientos, las altas olas y las corrientes marinas. Como resultado, son frecuentes los accidentes y los naufragios. Estos factores hacen que las yolas sean embarcaciones muy peligrosas para cruzar el Canal de la Mona.


Medidas para reducir riesgos en el Canal de la Mona



Entre las medidas que se deben tomar está mejorar la cooperación entre los países de la región, lo cuál permitiría a las autoridades coordinar sus esfuerzos para rescatar a los migrantes en peligro y prevenir los accidentes.


Asimismo, se debe ofrecer alternativas seguras a la migración irregular, lo cual ayudaría a reducir la presión sobre los migrantes para que arriesguen sus vidas cruzando el Canal de la Mona.


El Canal de la Mona es un lugar peligroso, pero no imposible de cruzar. Sin embargo, es importante tomar conciencia de los riesgos y tomar las medidas necesarias para reducirlos.


bottom of page