top of page

Miles de feligreses hacen fila dentro y fuera de la Basílica de San Pedro



ROMA.- Miles de feligreses hacen fila dentro y fuera de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, para dar el último adiós a Benedicto XVI, el papa que conmocionó al mundo cuando se convirtió en el primero en 600 años en renunciar a su cargo. El pontífice emérito permanece en capilla ardiente desde este lunes 2 de enero y hasta el próximo jueves, cuando está previsto su funeral.


Benedicto XVI es despedido en la Basílica de San Pedro. A las 9 de la mañana, hora local, el Vaticano dio apertura a la capilla ardiente y desde ese momento las personas hacen fila para dar el último adiós al papa emérito, que falleció el pasado 31 de diciembre a los 95 años de edad.


Miles de feligreses esperan para acercarse al cuerpo del fallecido religioso alemán, en una fila que llega hasta la plaza de San Pedro y rodea las columnas de Bernini.


El emérito, que murió tras quebrantos de salud debido a su avanzada edad, según explicó la santa sede, yace sobre un par de almohadas carmesí, frente al altar principal, luego de ser trasladado desde la capilla de los terrenos del monasterio por 10 Caballeros Papales con guantes blancos.


Dos Guardias Suizos se pararon a cada lado del cuerpo, que no llevaba insignias papales como el bastón de plata con un crucifijo o un palio, una banda de tela que se usa alrededor del cuello y que usan los obispos arquidiocesanos.

2 visualizaciones

Comments


bottom of page