top of page
  • Hola Dominicano

¿Por qué las iguanas del lago Enriquillo no temen a las personas?


Esta es la pregunta que se hacen los visitantes del lago Enriquillo, cuando están en la entrada del Parque Nacional lago Enriquillo e isla Cabritos.


Docenas de estos lagartos se les acercan a las personas sin ningún temor, dan la bienvenida a los visitantes como si fueran las encargadas del protocolo del lugar.


Para poder responder esta pregunta primero vamos a conocer un poco sobre las iguanas en sentido general.


Las iguanas de las rocas o sea del género Cyclura, son grandes lagartos únicos de Las Antillas.


Sólo existen nueve especies, y nuestra isla, La Española, tiene dos de ellas que son la iguana rinoceronte o la Cyclura cornuta y la iguana de Ricord o ricord, Cyclura ricordii.


Como grupo, las iguanas de la rocas se consideran los lagartos más amenazados del mundo, y nuestras especies no escapan a esta situación, estando ambas en peligro de extinción.


Al igual que otras iguanas, son lagartos fuertes, con la piel suelta alrededor de la garganta y una cresta de escamas desde la nuca (detrás de la cabeza) hasta la punta de la cola.


Las iguanas de las rocas se distinguen por su gran tamaño (hasta metro y medio de largo) y sus fuertes patas.


Nuestras dos especies de iguanas de las rocas son los animales terrestres nativos más grandes que quedan en La Española.


La Iguana rinoceronte


Arriba de la nariz tiene escamas en forma de cuerno que recuerdan a un rinoceronte.


Sus ojos son marrones y tiene escamas en forma de cuernos en la zona timpánica.


El color de su cuerpo suele ser gris o marrón, llegando a verdoso a veces.


Es la más grande y corpulenta de las dos especies que tenemos en La Española: puede alcanzar unos 70 cm de longitud de la cabeza y cuerpo más una cola igualmente larga.


Antes se encontraba en casi todas las partes bajas y costeras de la isla, pero hoy sólo existe en algunas zonas de República Dominicana y se considera en peligro de extinción.


Este reptil puede hacer sus madrigueras en roca o tierra suelta.


Ahora veamos las características de la Iguana Ricordi.


Toda la cola de la iguana de Ricordi tiene anillos de escamas en forma de espinas. Sus ojos son rojos.


El color de su cuerpo va de gris, gris verdoso a crema, con rayas transversales más oscuras en el tronco.


Las escamas de su cresta son más grandes en la nuca y parte media del tronco que en el resto del cuerpo.


Su cuerpo puede medir hasta medio metro de largo y tener una cola igualmente larga.


Sus madrigueras son casi siempre en tierra suelta, donde excava túneles subterráneos de hasta 5 metros.


Sólo se encuentra en la isla Cabritos del Lago Enriquillo, al sur del Lago Enriquillo, al este de Pedernales y en Ansapit de Haití. Al igual que la iguana Rinoceronte se considera en peligro de extinción.


Las iguanas del lago son inofensivas, pero al ser unos animales tan llamativos y con feas crestas, en la mayoría de los casos, causan temor y curiosidad en los niños y en algunas mujeres agudos chillidos cuando una de ellas se les acerca.


Ambas especies habitan en nuestros bosques secos


En su hábitat natural, nuestras iguanas comen hojas, frutos y semillas de plantas silvestres.


Son muy importantes en el ecosistema, ya que con su alimentación ayudan a dispersar las semillas de nuevas plantas y también porque al comer hojas moderadamente, estimula el crecimiento de las plantas.


Sin ellas, el bosque seco no se mantiene ni se renueva, además que pierde muchas especies de plantas, empobreciéndolo cada vez más.


Ya hemos visto cómo son las dos especies que habitan el lago Enriquillo y otras zonas del país. Ahora volvemos a nuestra pregunta original.


¿Por qué estas iguanas no evitan a los seres humanos como lo hacen otros animales?


Observar estos singulares reptiles es una de las principales atracciones de esta área protegida de características únicas en el mundo.


Ya están acostumbradas a ver personas. Además los visitantes locales las alimentan.


Lamentablemente, a pesar de su importancia en nuestros ecosistemas, cada día quedan menos iguanas.


Los perros cimarrones matan a las hembras cuando ponen sus nidos, los gatos devoran a las crías cuando salen del nido, el crecimiento de la agricultura y la tala para hacer carbón vegetal destruyen su hábitat y los vehículos las atropellan al cruzar la carretera. Otros humanos las cazan para comérselas.


Desde 2004, el Grupo Jaragua trabaja con colaboradores locales e internacionales para estudiar, monitorear y proteger las iguanas, sus nidos y sus hábitats críticos.


FUENTE: Grupo Jaragua


6 visualizaciones
bottom of page